Páginas vistas en total

domingo, 20 de marzo de 2011

Precursores de la Sociología del Conocimiento


Karl Marx
Dentro de la tradición filosófica alemana, Karl Marx (1818-1883) con sus teorías sobre el materialismo histórico (modo de análisis) y materialismo dialéctico (concepción filosófica metodológica) se considera como el precedente más serio de la sociología del conocimiento. Establece una relación entre la conciencia del los hombres y. su existencia social, aproximación teórica que desarrolla en Los manuscritos económico filosóficos de 1844, en La ideología alemana, en la Contribución a la crítica de la economía política.

La sociología del conocimiento es parte del materialismo histórico, ya que las ideas son determinadas por la realidad socioeconómica. En el análisis de las ideas y la base material la concepción de la estructura de clases juega un papel fundamental. El asume que la clase social es un determinante primario, dándole a los otros factores sociales menor importancia. Esto lo resalta en el prólogo de la primera edición del Capital (1867), enfatizando la importancia de los roles económicos y clasistas desempeñados por los hombres en la sociedad.

Para él el hombre es esencialmente inconforme y busca el progreso; enfatiza el papel del factor económico como él más importante para la base existencial de la actividad mental. Parte de la premisa que establece que la sociedad es un ente histórico en movimiento y el individuo participa de ella a través de su grupo, gradualmente creando sus concepciones mentales. La teoría del conocimiento marxista plantea dos tesis: 1) La tesis materialista de la primacía de lo real sobre el pensamiento, lo que supone la existencia de lo real independiente del pensamiento. 2) La tesis materialista de la especificidad del pensamiento y el proceso del pensamiento frente a lo real de acuerdo a la división de clases y el desempeño de roles económicos.

La problemática de los valores va a ser tratada de una manera muy particular por el marxismo. Los valores son criterios conforme a los cuales el grupo juzga apoyado por normas de conducta. Los hombres actúan hacia el mundo por medio de la relación producción-consumo siendo los valores solo un reflejo de la vida material. Los problemas de la vida material no se solucionan por la canalización normativa de los contenidos éticos. La vida material está dominada por leyes específicas que influyen sobre el carácter de los valores y las normas, las que emanan de la división social del trabajo que articula la vida social. El equilibrio de valores en la sociedad no supone el equilibrio de la vida material de los hombres. Los valores no controlan las leyes internas que rigen el equilibrio material de la división social del trabajo.

A través del materialismo dialéctico y del materialismo histórico, Marx analiza y explica el problema de la ideología y la falsa conciencia. Afirma que en toda sociedad existe un conjunto de creencias que se impone a otras y es a través de su incorporación en la conciencia de las clases subordinadas, que la sociedad logra dominarlas y controlarlas.

Cuando Marx afirma que "no es la conciencia la que determina la vida, sino la vida la conciencia" (1968: 26), quiere decir que los hombres crean la sociedad, se crean a sí mismos ya su conciencia a través de la actividad material concreta. Pero Marx entendió también, que la conciencia puede ser semi-autónoma de su base material y contribuir a mantener o cambiar la realidad material. Esta semi-autonomía de la conciencia es la base de la existencia de la falsa conciencia, de la alienación.

Esto explica la relación dialéctica entre la infraestructura y superestructura de la sociedad, que nos lleva al problema de la ideología. Esta es analizada desde dos puntos de vista, una, como una extensión de las ideas distorsionadas utilizadas por las clases dominantes en contra de las masas explotada s y otra como una manifestación de la falsa conciencia.

Los valores constituyen el punto de partida de Marx en el análisis de la ideología. Esta contiene valores que parten de la misma estructura social y constituyen la cara opuesta de las contradicciones principales. Los valores ideológicos no admiten contradicciones, ya que esto significaría criticar, y el objeto de la ideología es defender el orden social. Define ideología como conocimiento derivado de la falsa conciencia.

Es a la luz de la crítica a Feuerbach que Marx elabora el concepto de praxis, que significa analizar los valores de la humanidad a partir de las estructuras sociales y actuar sobre ellas para la realización de los valores. La praxis es la realización de una sociedad sin contradicciones. Solo la praxis puede revelar la verdad a través de la crítica que destruye las formas ideológicas de la verdad. La ideología representa una percepción distorsionada porque la realidad que se percibe es en sí misma distorsionada. Por otra parte Marx estaba interesado en darle a su teoría una orientación revolucionaria. El argumentaba que la investigación de la realidad social puede llevarse a cabo a través de del compromiso a partir de un objetivo práctico, por parte de la clase obrera. Esta última tiene el interés real de dilucidar y cambiar su situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada